Una técnica pionera de trasplante de grasa, desarrollada por el Dr. Del Piñal, devuelve movilidad en las manos a pacientes con ‘lechos agotados’